domingo, abril 13, 2008

certeza vulnerable

sierra de mano

ando algo inquieta.
notese casi nunca escribo en primera persona. procuro desbarajustar mi yo todo el tiempo. llevo dos años posteando incoherencias. pero todo siempre fué tan planeado. he hallado el infinito hosaka que alberga mi almohada. me persiguen las palabras cruzadas con h. mudehar... almohabana. he borrado una letra de mi sinapsis. se aproximan convulsiones. ya no letargos. arribarás en invierno. trato de armar un buso para que no te congeles. esta madrugada está fresca y llena de chocolate espeso. anoche inserté pantalla pero me coarto ante lo inefectivo. mutó una nueva mano. una nueva mirada me confunde. ya no te espero.

1 comentario:

TengoLosDedosRotos dijo...

A veces la espera es demasiado tenue como para estar sentado en un paradero, aguardando por esos Crema y Nunca o aquel Tranco y Fierro ruta Cinco. Tambien exasperan aquellas verdades aullando por el tiempo, como quemando un dvd doble capa y a los 40 minutos me doy cuenta de que no se hacerlo. fruncir el ceño como se frunce el interior, vomitar negro como lo hace algun robot. Primero, determinar los simulacros y luego ejecutar el plan de accion; o mejor, ejecutar a algunos cuantos.